+34 960 501 201

Primeros consejos en el uso de colchones viscoelásticos

Los colchones de viscolástica, o espumaciones, son susceptibles de ser doblados y enrollados, sin que esto perjudique en absoluto las cualidades, características o prestaciones de los colchones.

Tras recibir el colchón en su domicilio deposítelo sobre la base apropiada, proceda a eliminar el precinto para desenrollar el colchón (manualmente, nunca con tijeras ni utensilios cortantes, para así evitar agujerear el tejido). A continuación realice varias incisiones en el embalaje del producto para permitir la entrada de aire, ya que los productos viscoelásticos se transportan envasados al vacio.

El colchón necesitará un mínimo de 24 horas para adquirir su forma natural. Se recomienda no utilizarlo hasta pasado este periodo, debido a que puede sufrir deformaciones.

Los colchones viscoelásticos deben colocarse preferentemente sobre somieres de láminas o bases tapizadas, nunca sobre somieres de muelles. Si se colocan en otro tipo de superficies como por ejemplo camas bañera, tatamis, etc., deberá cuidarse al máximo la ventilación del equipo de descanso, pues este tipo de soportes para colchones impide la correcta aireación del colchón y pueden aparecer manchas de humedad.

No debe saltar sobre el colchón o ponerse de pie sobre él.

Del mismo modo, doblar las esquinas del colchón puede resultar perjudicial para el producto.

Es conveniente cambiar de posición el colchón una vez al mes, girando de cabeza a pies y de pies a cabeza.

Recuerda: ELIGE BIEN, DORMIRÁS MEJOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies