+34 960 501 201

Uno de los factores más importantes para la elección de un buen colchón es la firmeza de sus materiales: la resistencia a la deformación que tiene un material. Un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de una manera adecuada. Debe ser lo suficientemente firme para sostener bien el cuerpo, pero no tanto como para que resulte incómodo.

Un buen colchón debe respetar la curvatura natural de la columna vertebral cuando la persona duerme boca arriba y perfectamente alineada mientras duerme de lado.

La firmeza de un buen colchón - Adaptado a nuestro cuerpoSi el colchón es excesivamente duro, será como dormir sobre una superficie rígida y no se adaptará a nuestro cuerpo. Aunque éste tipo de colchones permiten una mejor aireación, hacen que el peso del cuerpo no se distribuya adecuadamente por toda la superficie del colchón y nos levantemos con dolores.

La firmeza de un buen colchón - Colchon duroPor su parte, ante un colchón demasiado blando, el cuerpo tiende a hundirse. Este hundimiento propiciará problemas de comodidad, aumentará la sensación de calor (ya que no circula el aire), y por otro lado, más importante aún si cabe, la columna vertebral y la espalda no estarán bien sujetas ni alineadas.

La firmeza de un buen colchón - Colchon blandoExisten muchos mitos acerca de la firmeza de un buen colchón. Uno de los más extendido reza que “un colchón duro es mejor para la espalda”. Como hemos explicado, esto no es cierto. Elegir la firmeza del colchón tendrá mucho que ver con el peso, constitución y hábitos de la persona que vaya a utilizarlo. Como hemos dicho, un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de una manera adecuada. Las curvas naturales de nuestro cuerpo deben hallar un reposo firme durante la noche, entendiendo por firmeza “la resistencia a la deformación que tiene un material”.

Por su parte, si acostumbras a dormir boca arriba (sobre la espalda), debes escoger colchones un poco más duros. Sin embargo, aquellas personas que duermen de lado en la cama, deberán decantarse por un colchón de menor firmeza, que permita al hombro hundirse levemente, hasta encontrar una posición cómoda.

Continuando con los hábitos de descanso, a las personas que se mueven mucho mientras duermen, les conviene un colchón algo más duro que les permita girarse sin esfuerzo. En un colchón de menor firmeza o blando, se hundirían demasiado y les costaría girar, lo que resulta muy incómodo.

Grupo Descanso

Desde el Grupo Descanso, aconsejamos siempre, a la hora de escoger tu equipo de descanso, que te asesore un especialista en descanso. Él puede recomendarte el colchón, canapé y productos del descanso más saludables para ti tras realizarte algunas preguntas sobre tus gustos y condiciones físicas. Hablamos de dormir, cuando lo que realmente buscamos es descansar, por lo tanto: “Elige bien, dormirás mejor”.

Grupo Descanso ofrece una amplia gama en colchones de muelles y colchones viscoelásticos que favorecen el descanso. Del mismo modo, para un uso óptimo de éstos colchones, habrá que hacer una buena elección del canapé o base tapizada. Estamos seguros que nuestros productos le permitirán crear un equipo de descanso adaptado a sus necesidades y con todas las garantías, pues Grupo Descanso trabaja con los mejores materiales disponibles en el mercado actual del descanso y cumpliendo con todos los certificados correspondientes de calidad.

Recuerda: ELIGE BIEN, DORMIRÁS MEJOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies